sábado, 19 de noviembre de 2011

Voy a votar a Rubalcaba.

Me he enterado por mi amiga Belén Suárez Prieto que precisamente hoy hace exactamente 78 años las españolas pudimos votar por primera vez en unas elecciones generales. Serán pues cosas del destino, que a veces nos guiña un ojo, que mañana haya de nuevo elecciones generales en nuestro país y que una vez más nosotras nos juguemos tanto.



Clara Campoamor, defensora del sufragio universal, no salió elegida diputada en aquellas elecciones. Yo espero que en esta ocasión la historia no se repita y el partido político que más ha peleado por los derechos y libertades de las mujeres en este país, el PSOE, sea al que mayoritariamente apoyemos mañana en las urnas los españoles y, sobre todo, las españolas .

No vaya a ser que por combatir el bipartidismo, nos demos con el monopartidismo en las narices y le concedamos a la derecha el poder absoluto: el político en todas las administraciones públicas, el judicial, el económico, el mediático y el religioso. No vaya a ser que por dar un voto de castigo, nos condenemos a pagar los hospitales cuando seamos viejitos y viejitas, a no tener escuelas públicas de calidad para quienes estén por venir y a que nuestras hijas e hijos sean menos libres y menos iguales de lo que nosotras y nosotros hemos sido.

El PSOE, el Presidente Zapatero, ha realizado una política, cuanto menos, errática en los últimos tiempos, y propi@s y ajen@s nos hemos disgustado y enojado en más de una ocasión pero como todos los países de nuestro entorno hemos vivido momentos muy difíciles y situaciones que no eran fáciles de prever y para las que no había soluciones sencillas.

Después de todo, los españoles y las españolas, gracias a Zapatero, elegiremos mañana a nuestro Gobierno, Italia y Grecia no pueden decir lo mismo. Después de todo, este señor ha sido el primer Presidente de la historia de nuestro país en declararse feminista. Después de todo, estos años han sido sin duda los de los derechos civiles y de ciudadanía: el matrimonio entre personas del mismo sexo, la Ley de Identidad de Género, la Ley Integral contra la Violencia de Género, la Ley para la Igualdad Efectiva, la Ley de Salud Sexual y Reproductiva, la Ley de la dependencia, el permiso de paternidad...

Después de todo, si he de ser justa, haciendo balance he de decir que a mí Zapatero no me ha fallado, que ha habido un compromiso del PSOE con la igualdad y que me tranquiliza saber que siempre ha habido y habrá feministas socialistas peleando por conquistar nuevos espacios de libertad e igualdad para las mujeres de mi país.

Después de todo, no me resisto a que me recluyan a mantener mi casa limpia y pura, ni a que me usen y me rieguen con champan en las celebraciones y por ello, mañana voy a votar a Rubalcaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada